dimecres, 11 de febrer de 2015

La cita de la setmana: Primo Levi



Segons Primo Levi (1919-1987) la biblioteca de l'Institut de Química de Turin en la década de 1930 era

como la Meca, impenetrable para los infideles e incluso inaccesible para fieles como yo. Había que pensar que la dirección se atenía al sabio principio según el cual no es bueno fomentar el estudio de las artes y las ciencias; sólo una persona impulsada por la más absoluta necesidad o por una pasión arrolladora podía someterse voluntariamente a las pruebas de abnegación que se exigían de ella si quería consultar aquellos volúmenes. El horario de la biblioteca era limitado e irracional, la luz escasa, las fichas estaban desordenadas; en el invierno no había calefacción; no había sillas, sino unos taburetes de metal incómodos y ruidosos; y, finalmente el bibliotecario, un palurdo extremadamente feo, incompetente e insolente, se sentaba en el umbral para aterrorizar con su aspecto y sus rugidos a aquellos que pretendía entrar.

Fragment extret de "La biblioteca de noche" d'Alberto Manguel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada